• Alternar el entrenamiento aeróbico y el anaeróbico

    Alternar el entrenamiento aeróbico y el anaeróbico

    En una sesión de entrenamiento, ¿debo realizar en únicamente trabajo aeróbico?. ¿Es correcto combinar ejercicios aeróbicos con anaeróbicos?. En ese caso, ¿que ejercicios debo realizar en primer lugar?.

    Es probable que estás dudas te hayan surgido a la hora de llevar a cabo una sesión de entrenamiento.

    Compaginar trabajo aeróbico con anaeróbico

    Obviamente, no existe decreto alguno que imponga que ejercicios elegir para una o varias jornadas de gimnasio. Sin embargo sí que existe una práctica más beneficiosa y saludable que es la de compaginar trabajo de musculatura sin descuidar el trabajo cardiovascular. Aprovechando las ventajas que aportan cada uno de ellos.

    Una práctica habitual es la de realizar en primer lugar el trabajo de fuerza. Gastando así las reservas de glucógeno de nuestro cuerpo para posteriormente realizar ejercicios aeróbicos. De esta manera, durante el esfuerzo cardiováscular se usarán las reservas de grasas, mejorando la eficacia del ejercicio si de lo que se trata es de perder peso.

    Otra opción posible es la inversa. Correr, hacer bicicleta o elíptica previamente a hacer trabajo de pesas servirá a modo de calentamiento para poner nuestros músculos a punto y prevenir posibles lesiones.

    Tu entrenamiento en Gimnasio Energy Albacete

    Existen numerosas posibilidades de planificar el entrenamiento, ya sea diario o semanal, por intervalos o por sesiones, pero siempre teniendo en cuenta que compaginar trabajo aeróbico con anaeróbico será lo más saludable. Algo que beneficiará a nuestro rendimiento y resultados durante el entrenamiento, equilibrando nuestro cuerpo y definiendo mejor la musculatura.